lunes, 1 de diciembre de 2008

Papel moneda

Entre los años 1936, 1937 y los primeros meses de 1938 en la zona republicana de La Serena distintos organismos oficiales emitieron billetes, bonos y vales de curso legal. La escasez de monedas metálica dio paso a la aparición de papel moneda y a la proliferación de vales de circulación forzosa que eran canjeables por víveres y enseres de uso común.

El Consejo Provincial de Badajoz ubicado en Castuera fue una de las entidades emisoras de moneda para suplir la carencia de calderilla para el cambio por lo que se produjo una verdadera saturación de billetes en circulación en toda la zona de La Serena. En estos momentos se mezclaban los billetes emitidos por el Banco de España (1000, 500, 100, 50, 25, 10, 5, 1 ptas y 50 cts), los Bonos del Consejo Provincial (1 ptas y 50 cts.) y los vales de los Consejos Municipales (50 cts. Y 25 cts.), además de los vales que los propios particulares o entidades emitían.

En ambos casos el interventor y el Consejero de Hacienda fueron los mismos, D. Francisco Perea Illescas y D. H Rodríguez. En la parte inferior del billete de 1 peseta podemos leer “relieves Basa y Pagés I.G. y R.C. Barna” y en el de 50 céntimos “Relieves Basa y Pages I.C. Barcelona”

Estos billetes constituyen en la actualidad una rareza y pertenecen a una colección privada