lunes, 5 de diciembre de 2011

Recuerdos que matan







Parece increíble que después de tantos años todavía existan estos mortales recuerdos de guerra, que diseminados por el campo extremeño esperan pacientemente terminar el trabajo para el que fueron creados. Afotunadamente estas encontradas en una finca cercana a la población de Cabeza del Buey ya están esperando la llegada de los artificieros de la Guardia Civil (TEDAX) para su completa desactivación y tranquilidad de todos.



Por algún extraño motivo después de ser lanzados contra el enemigo, con el único fin de destruir y sembrar el pánico entre las tropas enemigas, no llegaron a hacer explosión, lo cual es de agradecer pues sin duda, algunos de los soldados que poblaban el frente se escapó de un fatal desenlace.



En la imagen podemos ver un grupo de siete proyectiles, cinco de ellos aun con la espoleta puesta.





















No hay comentarios: